Los racores a calamento son especialmente adecuados para el montaje de tubos “plásticos” en instalaciones neumáticas, sobre todo cuando pueden existir vibraciones o condiciones climáticas extremas (que con el tiempo provocan cambios en las características del tubo). El enganche del tubo a la conexión se realiza de hecho a través de la sujeción de un arrabio que lo hace seguro y fiable en el tiempo.

C301, C302, C304, C305, C306, C307, C308, C310, C311, C313, C314, C315, C322, C312, E533, E534, E535, E536, C316, C317, C319, C321, C327, C318, C325, C324, C323

Ficha técnica

Ficha técnica con todas las tablas de uso

DESCARGAR

Estimación gratuíta